Gente Común que Hace Girar el Mundo – Conozca a Angeles Valenciano

Gente común que hace girar el mundo – Conozca a Angeles Valenciano

Angeles Valenciano, CEO, Consejo Nacional de Diversidad

 

Nombre: Angeles Valenciano

Título: Directora Ejecutiva

Compañía: The National Diversity Council

Ciudad principal donde trabaja: Houston, Texas

Ciudad donde vive: San Antonio, Texas

Por favor, comparta sus antecedentes personales y culturales con nuestros lectores.

Crecí en el pueblo de San Luis Potosí, una ciudad en México. Después de terminar la universidad en 1993, emigré a los Estados Unidos donde he vivido desde entonces.

En términos de mi trasfondo cultural, me identifico firmemente como mexicana. La gente siempre me pregunta si me identifico como mexicana o estadounidense. Personalmente, no creo que tenga que llegar a este país para ser americana. Norteamérica no solo pertenece a un país, es un continente. Las tradiciones de mi herencia mexicana, mi fe y mi educación me han convertido en la mujer que soy hoy.

Me identifico como ciudadana global y no siento que quien soy como individuo esté vinculado a un área geográfica específica. Vivir y trabajar en varios países me ha proporcionado una variedad de diferentes perspectivas, estilos de vida y culturas. Donde crecí, honras la cultura y el patrimonio de otros pueblos, si esperas lo mismo a cambio.

Comparta con nosotros un día o una semana típica actual en su vida personal diaria.

Como madre soltera trabajadora, soy muy enfocada al propósito y disciplinada con mi rutina. Soy madrugadora y comienzo mis días a las cinco de la mañana. Me despierto, medito, rezo, hago ejercicio y paseo a mis dos perros. También me encanta cocinar para mi familia, algo cotidiano, cuando estoy en casa y no viajo. Mantengo un extenso horario social y profesional que implica viajes, reuniones, conferencias y eventos. Realmente disfruto conocer y pasar tiempo con otros. La pandemia del COVID-19 ha cambiado mi rutina diaria, así como muchas otras que se han visto afectadas en el transcurso de las últimas dos semanas. Me gusta encontrar formas de asegurarme de conectarme con mis seres queridos virtualmente mientras mantengo las relaciones profesionales y personales muy cercanas que he cultivado a lo largo de los años.

 

 

Comparta con nosotros un día o una semana típica actual en su vida profesional diaria.

Soy responsable de administrar las operaciones del National Diversity Council (NDC), una organización sin fines de lucro que sirve como recurso y aboga por el valor de la diversidad y la inclusión. Trabajo junto con nuestros más de 25 capítulos estatales para organizar numerosos eventos de diversidad e inclusión para empresas e individuos durante todo el año, incluidas nuestras Cumbres LGBTQ +, Simposios de Mujeres en Liderazgo y la Conferencia Nacional de Diversidad y Liderazgo, donde tuvimos el honor de ser anfitriones del presidente Barack Obama en un discurso íntimo.

Creo que es fundamental contribuir y apoyar a otras organizaciones. A lo largo de los años, las organizaciones con las que he colaborado me han invitado a formar parte de paneles y servir como oradora principal para iniciativas relacionadas con el espacio de diversidad e inclusión. Como líder, también me aseguro de que mi personal sea apoyado y es una misión para mí estar presente e involucrarme con mi equipo. Equilibro mi compromiso diario con mi personal junto con los viajes, ya que hasta hace poco, viajaba unas 35 semanas al año apoyando la misión y el trabajo del National Diversity Council, en todo el país y también a nivel internacional.

A medida que el COVID-19 ha cambiado la forma en que nuestras comunidades interactúan y se relacionan con los demás, el National Diversity Council ha ido haciendo consciente el seguir las pautas para quedarse en casa, al tiempo que apoyamos a nuestro personal, socios corporativos y junta directiva virtualmente. Durante las últimas semanas, mi agenda ha estado bastante ocupada con llamadas virtuales de equipo y reuniones en línea con los miembros de nuestra junta directiva y socios corporativos, a medida que continuamos promoviendo lugares de trabajo inclusivos y brindando recursos para que los empleadores apoyen a su personal durante este tiempo.

Cuéntenos por qué hace lo que hace, a lo que se dedica.

Llegué a este país sin hablar inglés muy bien. Como latina, había muchas barreras cuando llegué. Mis experiencias cuando empecé a vivir en los Estados Unidos me impulsaron a encontrar mi vocación y pasión por el valor de la diversidad y la inclusión. Como mujer de color, no elijo cómo me presento externamente. Esto es quien soy. Tengo que vivir en esta realidad ya que muchos otros siguen mis pasos también, navegando por el espacio entre sus identidades culturales y profesionales. A pesar de las dificultades que se me presentaron, me he adaptado a una cultura y un país que no siempre ha sido tan acogedor para los extranjeros o las personas que han venido de otros países. Mis propias experiencias me han llevado a querer ser una defensora de otros que han sido marginados.

Cuéntenos sobre los factores que moldearon su carrera y sus aspiraciones empresariales.

Vengo de orígenes humildes y tuve la suerte de pasar la universidad trabajando a tiempo completo mientras asistía a la escuela. En mi ciudad natal, había una organización que era una subsidiaria de General Electric (GE) donde trabajé como recepcionista durante mis años universitarios. Mientras cursaba una carrera en negocios y sistemas de información computarizada, conocí a mi primer mentor que era ingeniero en tecnología de la información (TI). Era un líder muy inclusivo cuyo equipo estaba formado por personas de diferentes orígenes y comunidades en todo el mundo. Al principio me expuso a lo que significa ser un líder inclusivo y me mostró la importancia de la diversidad en los lugares de trabajo.

Trabajé en su oficina durante cuatro años mientras estaba en la universidad, lo que finalmente me llevó a recibir una beca en los Estados Unidos. He modelado muchos de mis principios para relacionarme con nuestras diversas comunidades basados en su estilo de liderazgo que presencié a lo largo de los años. Me parece que cada persona tiene una historia y antecedentes únicos que pueden ayudar a impulsar una empresa hacia adelante y expandir la diversidad en pensamiento y liderazgo.

¿Cómo terminó en su línea de trabajo? ¿Fue accidental o fue una estrategia que siguió?

Creo firmemente que todo sucede por una razón. Estaba en el lugar correcto en el momento correcto. Siempre pude identificar oportunidades a través del aprendizaje de la importancia de la diversidad y la inclusión en el lugar de trabajo, a fines de la década de 1990. De alguna manera, me pusieron en el camino hacia esta trayectoria profesional y la aproveché. Estaba muy motivada a aprender más sobre el poder de la diversidad y la inclusión y cómo podría dar forma y agregar valor al trabajo que estaba haciendo. Estoy orgullosa de mi travesía para llegar a este espacio, ya que ahora estoy en condiciones de impactar a otros y ayudarlos a comprender cómo pueden crear lugares de trabajo más equitativos.

Comparta cómo equilibra los desafíos de la vida laboral… ¿Cuáles han sido las recompensas?

Equilibro estos desafíos asegurándome de tener una excelente combinación de trabajo y vida. Como mujer, creo que podemos hacer, tener e intentarlo todo al mismo tiempo. Como latina, la familia es importante para mí y priorizo estar cerca de mis hijos. Ser parte del National Diversity Council me brindó la oportunidad de equilibrar mi carrera profesional con mi compromiso personal como madre. Trabajé en empresas durante más de 10 años y, a veces, me resultó difícil gestionar mis expectativas de equilibrio entre el trabajo y la vida personal, con la realidad de los horarios de trabajo exigentes, los viajes globales y las largas horas en la oficina. Poder trabajar desde casa con el National Diversity Council permitió que mis prioridades de trabajo y familia coexistieran.

¿Su origen étnico le supuso algún obstáculo? ¿Alguna ventaja? ¿Cómo es eso?

Desafortunadamente, mi origen étnico creó más obstáculos que ventajas. Cuando llegué a los Estados Unidos, tenía muy poco conocimiento del idioma inglés, lo que creó una gran barrera en lo que respecta a la comunicación. Debido a mi discurso y a que provenía de otro país, muchos no me aceptaron. Me dijeron en numerosas ocasiones que «volviera a casa»; «no perteneces aquí»; «tienes acento» y muchas otras cosas horribles.

Aprendí a sortear esos obstáculos. Ser capaz de lidiar con todos esos obstáculos y desafíos construyó mi capacidad de recuperación y me di cuenta de quién era, cómo me veía y cómo sonaba. Esto me hizo afirmar mi posición y decirme a mí misma que no iría a ningún lado. Cada vez que se menciona mi cultura o mi herencia, me da una oportunidad aún mayor de demostrar quiénes somos y qué podemos hacer y lograr. ¿Quién hubiera pensado que una inmigrante de una ciudad desconocida terminaría siendo la directora ejecutiva del National Diversity Council? Estar en esta posición me ha brindado la oportunidad de liderar, explorar y compartir mis experiencias con otros para que puedan alzar la voz cuando también se cuestione su identidad. Mi historia es la historia de muchos de nosotros que estamos aquí y estamos haciendo cosas extraordinarias por nuestras comunidades y lugares de trabajo.

¿Qué consejo les daría a otros latinos en el sector empresarial que intentan superar el día a día?

Independientemente de los antecedentes, para las mujeres, siempre es más difícil hacer que funcione. Cuando llegué a los Estados Unidos, trabajé para varias compañías donde nunca vi a una latina en una posición de liderazgo. No tenía un modelo corporativo a quien seguir o con quien identificarme. Eso realmente se me quedó grabado. Como directora ejecutiva del National Diversity Council me gusta atraer a líderes de opinión con múltiples antecedentes para mostrar la diversidad en el liderazgo y proporcionar información para que los profesionales se destaquen en el lugar de trabajo.

También enfoco mi tiempo en construir la próxima generación de líderes latinas y tengo el sentido de la responsabilidad de brindar mentoría y asesoramiento sobre oportunidades que no siempre se me presentaron durante mi carrera empresarial. El consejo que les daría a las latinas que crecen hoy es que ser latina es una superpotencia de la que debemos estar orgullosos. Es imperativo tomar todos los elementos que vienen con nuestro patrimonio y traducirlo al lugar de trabajo para desarrollarse y crecer.

Cuando miro en retrospectiva la travesía que emprendimos el fundador del National Diversity Council, Dennis Kennedy y yo, estoy orgullosa del movimiento que hemos creado para empoderar a las personas a priorizar la importancia de la equidad, la inclusión y la diversidad dentro y fuera del lugar de trabajo. Quiero que todas las mujeres de color se den cuenta del valor de no tener miedo al fracaso. Si se preguntan, “¿por qué yo?” Porque eres digna, te lo mereces y te lo has ganado.

¿Qué lo inspira en su vida laboral? ¿Qué lo desmotiva?

La diversidad ha sido un tema bajo ataque durante los últimos años. Mi equipo hace el trabajo importante que se debe hacer todos los días y me inspira a seguir abogando por la inclusión dentro y fuera del lugar de trabajo. En este clima donde la xenofobia está presente debido a la pandemia del COVID-19, me disgusta mucho escuchar cómo un segmento específico de la población ha sido injustamente atacado. Como organización, publicamos una declaración denunciando la discriminación y la información errónea dirigida a la comunidad asiática. Continuaré hablando y capacitando a otros para que tengan el coraje de usar su voz para la aceptación y la inclusión.

¿Qué consejo le daría a su yo más joven?

Le diría a mi yo más joven que no tenga miedo de ser ella misma o compartir partes de su identidad. Que se sienta orgullosa de su herencia, pronuncie su nombre en español y no tema abogar por ella misma. El miedo frena a muchas mujeres. Pienso en todas las oportunidades que tuve miedo de aceptar o que no aproveché debido al síndrome del impostor. Me diría a mí misma y a todas las mujeres que buscaran esas oportunidades, que no tengan miedo y sean quienes son. Y si no se le brindan oportunidades, que entonces salgan y las creen para ellas mismas y para las demás, que siempre traigan a otros con ellas. Lo hice hace seis años cuando lancé y dirigí la Conferencia Nacional de Liderazgo Latino. Mi misión es buscar y encontrar todas las historias de las que nadie habla sobre nuestra comunidad y líderes ejemplares. Cada año rotamos esta conferencia a una ciudad diferente donde reconocemos a los latinos que hacen cosas extraordinarias en todo el país. Si todo va bien o como suelo decir «Si Dios Quiere», estaremos en Miami en 2020 The Rise, Power and Influence of Latino Leaders.

¿Cree que alguna vez «lo has logrado» en realidad en la vida?

En esta etapa de mi vida, todavía hay muchas cosas que quiero contribuir, lograr y hacer. Quiero obtener mi Ph.D. y creo que la educación es poder. Como uno de mis líderes favoritos, el Dr. Héctor P. García dijo: «la educación es nuestra libertad». Siempre me esforzaré constantemente por evolucionar, crecer y comprender que a veces cometeré errores, mientras elijo volver a levantarme.

Si pudiera cenar con cualquier persona latina, viva o muerta, ¿quién sería? ¿Por qué?

Si estuviera vivo hoy, cenaría con el Dr. Héctor P. García, médico mexicoamericano, cirujano, veterano de la Segunda Guerra Mundial, defensor de los derechos civiles y fundador del American G.I. Forum, que era una organización de derechos civiles y veteranos hispanos autorizada por el Congreso fundada en 1948. También fue el primer mexicoamericano en recibir la Medalla Presidencial de la Libertad. Lo admiro enormemente por su compromiso de promover los derechos de los mexicoamericanos y le preguntaría cómo superó sus propias luchas. Sería un honor conversar con él.

¿Cuál es su cita / refrán favorito? Denos su propia cita personal para hacerle el honor en LBT.

“Por muy alta que sea la montaña, siempre habrá manera de llegar a la cima” -Desconocido.

“Cuando se trata de esfuerzos de diversidad, enfóquese en la intención de lo que está pidiendo. Dentro de cinco años, ¿qué estará tratando de hacer la organización? Tome lo que está haciendo y conviértalo en un motor de éxito empresarial”.

-Angeles Valenciano.
Directora Ejecutiva, National Diversity Council

El National Diversity Council

Una organización sin fines de lucro comprometida a fomentar un ambiente de aprendizaje para que las organizaciones crezcan en su conocimiento de la diversidad. El consejo brinda oportunidades para que las organizaciones compartan las mejores prácticas y aprendan de los principales líderes corporativos en las áreas de diversidad e inclusión. Más información sobre el National Diversity Council está disponible en www.nationaldiversitycouncil.org.

National Diversity Council

Enlaces relacionados:

Facebook: @nationaldiversitycouncil

Twitter: @NDC_Diversity

LinkedIn: @nationaldiversitycouncil

Instagram: @nationaldiversitycouncil